Cuando un inversionista tiene claro que la mejor forma de invertir en un negocio mediante el formato de franquicia, una duda que me han cuestionado con frecuencia es saber cómo seleccionar la franquicia que sea la correcta, la respuesta no es fácil, esta tiene que contemplar  cinco puntos nodales importantes, cuya respuesta es trascendental en el resultado de la elección y del desarrollo de la vida de la franquicia.

El primer punto es seleccionar el tipo de franquicia que sea afín a tu personalidad, esto es, si no te gusta la mecánica no compres una franquicia de un taller, no importa lo conveniente de la inversión, lo mismo sucede con restaurantes, tintorerías, etc. Tu franquicia se debe dedicar a algo que te guste, esto no quiere decir que finalmente el inversionista vaya a operar la tienda, pero lo que sí es importante, es que estar en su franquicia debe constituir un placer y no una carga.

El segundo punto importante es determinar el poder económico con el que se cuenta, la adquisición de una franquicia contempla además de la cuota de franquicia, se debe hacer una inversión en la adaptación del local y otra inversión en el equipamiento, esto además una reserva para sueldos, rentas, inversión en inventario inicial, publicidad, etc. De tal forma que tu preocupación no debe ser cuánto dinero necesitas para pagar la franquicia sino saber exactamente con cuánto capital cuentas para hacer frente a todos los compromisos que surgirán.

El tercer punto importante es determinar la disponibilidad de tiempo  que tienes para poderlo dedicar a un negocio,  se debe tener en cuenta que aunque el inversionista no vaya a operar el negocio, si es forzoso que tenga tiempo disponible para supervisarlo, recuerde el dicho:  ”Orden dada no supervisada vale para pura …..”

El cuarto punto es determinar la conveniencia de la plaza, aquí debemos analizar tanto la capacidad adquisitiva como también los usos y costumbres de consumo, por ejemplo, no es lo más conveniente colocar una franquicia que venda relojes de diamantes en una población que viva de la industria  agropecuaria.

El quinto punto es auto preguntarse: ¿Tengo la disposición para recibir órdenes?, ¿Tengo la disciplina para seguir instrucciones?,  Una franquicia requiere seguir instrucciones, consultar manuales, atender a las directrices que la franquicia te va a dar, si el inversionista siente que es muy inteligente y que ya sabe todo con respecto a los negocios, entonces no vale la pena que entre a un sistema cerrado como son las franquicias, es importante que dejes el ego fuera de tu inversión, una franquicia te va a dar seguridad, te va a brindar soporte y experiencia pero una franquicia no necesita que un inversionista venga a querer enseñarle cómo hacer negocios, ahora si que es como decíamos antiguamente: “No le vas a enseñar a enlatar chiles a Clemente Jackes”.

Una vez que ya se le dio una respuesta honesta a estos puntos, entonces Usted ya tiene elementos de análisis para seleccionar correctamente una franquicia.